Alberto Fernández se reunirá con el Papa en su viaje al Vaticano



En la Biblioteca del Palacio Apostólico, Alberto Fernández tiene la intención de partir a Roma, Italia, y tendrá un encuentro privado con el Papa Francisco frente al Patio de San Dámaso, el primero desde que el presidente asumió el cargo frente a la Casa Rosada.

Hasta ahora, el gobierno ha decidido que el equipo presidencial vuele en un vuelo comercial en el primer viaje de Fernández al extranjero, que aún estaba decidiendo qué otros países europeos podrían incluirse en la agenda. Hubo preguntas sobre si se debía o no contratar un avión privado. Casa Militar ya había advertido en la administración anterior que no se debía volar en aviones fuera de la región. Por la salud del Presidente. Se alternaron entre los de Macri.

Como respetan las fuentes oficiales, el jefe de Estado ha pedido un séquito “reducido”. Por ejemplo, que sea una visita privada y no una visita de Estado. El ministro de Relaciones Exteriores Felipe Solá fue anunciado anoche en relación con Fernández y su esposa, Fabiola Yáñez; el secretario de Culto Guillermo Olivieri; el secretario de Información Juan Pablo Biondi y el secretario de Relaciones Estratégicas Gustavo Béliz. Pero en un grupo que no sería de más de 9 hombres, planeaban unirse a otros líderes.

El 13 de diciembre, Yánez fue recibido por el Papa tres días después de la elección del Presidente. El 31 de enero la conferencia, prevista para las 11 de la mañana, hora de Roma, va a ser la primera entre el Sumo Pontífice y Fernández, solo. Aunque puede ser prolongada por unos 45 minutos. En cambio, la mayoría de los líderes de los comités están incluidos para los intercambios de rigor. Macri también secuestró a los gobernadores de Salta, Tierra del Fuego y Mendoza durante su regreso a febrero de 2016.

Mientras tanto, fuentes del Ministerio de Relaciones Exteriores confirmaron ayer por la tarde que la Nunciatura Apostólica de Buenos Aires había obtenido el placet de Luis Bellando, el diplomático profesional seleccionado por el Gobierno para representar al país ante la Santa Sede. Para ser enviado luego a Roma para su aprobación final.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *